!Esos pequeños grandes logros que los papás de niños especiales nunca olvidamos!

Supongo que muchas de las personas que entráis a leer nuestro blog lo haréis buscando información o ,como lo hacía yo, una guía un poco desesperada para saber cuando haría mi hijo ciertas cosas. El salirse del patrón, ” de lo normal”, siempre asusta un poco… Pero yo me pregunto ¿qué es realmente lo normal?. Para cada persona la normalidad está establecida de una manera sistemáticamente distinta a la de otra persona.  Para mi la normalidad es iniciar una crianza entre pelotas de pilates, rulos para fortalecer la musculatura del cuello, juguetes de estimulación, fichas en colores rojos, blancos y negros y un largo etc…  ¿Puedo seros sincera? Si buscais en éste post la normalidad, ¡dejad de leedme automáticamente!.

La normalidad, no existe. Es tan válido que un niño con Síndrome de Down ande con 12 meses como que lo haga a los 24 o 26 meses. Cada niño lleva su ritmo y en los nuestros el cuento no iba a ser distinto. Lo que si es verdad es que hay unas medias como en todo en ésta vida pero , si algo me ha enseñado el aprendizaje de criar a mi hijo, es que las medias están también para saltárselas.

Yo me fijaba en otros post de otros blogs, en cuando empezaba a andar el hijo de tal y de cual y si era normal que mi hijo no comiese trocitos etc… He de confesar que encontrar la tranquilidad y la serenidad que tengo ahora me ha costado y no ha venido de la noche a la mañana. Ha venido reforzada por los grandes profesionales que tengo alrededor de mi hijo y que desde el principio me la han transmitido, ver poquito a poco como todo lo que yo pensaba que Darío no haría lo ha hecho finalmente antes que después. ¿Y si lo hace después pasa algo? Pues no, no pasa nada!!

Imaginad que vuestro hijo con sindrome de down cumple los 24 meses que es  la edad media establecida para que ande y no anda. ¿Pasa algo porque necesite 3 ,4 o 6 meses más para andar? Pues no, no pasa nada. ¿Qué son unos meses de diferencia comparados con toda una vida andando y correteando? Lo importante es que adquieran todos sus patrones correctamente y sobre todo NO FORZARLOS. Aunque pensemos que no, los bebés son pequeñitos pero de tontos no tienen nada. Saben perfectamente que esperamos algo de ellos y nuestra frustración al final se convierte en la suya. No permitamos que los agobios y las exigencias retrasen la maduración de nuestros hijos. Si en un bebé con un desarrollo típico no se le agobia…. ¿Porqué a nuestros hijos sí?.

En el desarrollo motor aunque Darío tiene una hipotonía de leve a moderada concentrada sobre todo en el tronco de su cuerpo, la verdad que he estado siempre muy contenta. Empezó a controlar el cuello bastante pequeñito siguiendo siempre los ejercicios que nos mandaban su físio, comenzó a hacer la croqueta y voltearse también muy bien y cuando menos me lo esperaba con 8 meses y 10 días ( si, me acuerdo de los meses y los días porque me emocioné bastante), de pronto se quedó sentadito sin apoyos.

Con tres meses ya estaba tirado en el suelo todo el día jugando conmigo o con su papá y abuelos en su alfombra de juegos. Fuimos muy constantes con el patrón del arrastre y con 10 meses y medio conseguimos que empezase a arrastrarse. Al principio parecía una culebrita, unos días mas tarde empezaba a coger más soltura y en un mes y medio…¡ se me perdía el enano por toda la casa!!!

A mi hijo le digo cariñosamente que es un soldadito porque se arrastra como si estuviese en las trincheras y tiene una soltura que me gustaría que lo vierais. Tantísima soltura tiene que no levanta aún el culo para gatear aunque ya tiene fuerza suficiente en la cadera para hacerlo. No lo necesita, se puede recorrer la casa de punta a punta en 20 segundos…

Otro momento muy bonito fue cuando empezó a levantarse solito y a dar sus primeros pasos agarrado a los muebles. Con la relajación viene también el no acordarse de las fechas. Sé que se queda de pié desde los 12 o 13 meses aproximadamente agarrado a un mueble pero no sabría decir cuando empezó a echar sus primeros pasitos.

Ahora está empezando a andar cogido de nuestras manos y la verdad que ya empieza a coger soltura. Los bebés andan como quieren y cuando quieren. A mi hijo si lo fuerzo a andar da 4 pasitos y echa el culo al suelo. Sin embargo si ve a otros bebés andando o algo que le llame mucho la atención el mismo demanda que lo cojamos de sus manitas se levanta y anda. Solo falta que él y nada más que él decida que está preparado para andar y cuando lo haga seremos los papás más felices del mundo pero…… SIN AGOBIOS!!!

Un saludo y un besazo a todos los que me seguís!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s